A través del verde

El espacio AP1 recoge el proyecto ‘A través del verde’, de la artista Lorena Cabrera. 

En una época donde los individuos se esconden tras una pantalla y el yo busca nuevas resignificaciones, mostrarse a sí mismo sin el más mínimo miedo es un acto revolucionario. Así es como la artista Lorena Cabrera se presenta en su obra. Una pintura fresca y rebelde en la que los tonos de color verde dan serenidad a unas composiciones cotidianas y reconocibles. Sin embargo, cuando nos adentramos en esos espacios personales propuestos por Cabrera, observamos una pintura con intención de contarnos algo, que va más allá de la figuración y que pretende mostrarnos un camino de nostalgia, introspección y crítica.
Recuerdos, momentos e instantes detenidos en el tiempo llevan a la artista a crear unos paisajes donde la ausencia se hace latente. Una ausencia material que trasmite a través de su propia figura, que se erige como principal personaje en la mayoría de las obras, y de la nostalgia por detener el tiempo que le permiten soñar con espacios donde lo material se desvanece y la figura humana solo responde ante lo natural.
En esta serie de trabajos, Lorena Cabrera trabaja desde lo autobiográfico explorando los límites entre lo público y lo íntimo. Para ello, parte de fotografías personales, tanto físicas como digitales, para crear unas composiciones llenas de historias pero también de leyenda. Esas fotografías pasan por un proceso de reinterpretación que le permiten llevar al espectador hacia un mundo fantástico pero reconocible en la actualidad. Un mundo en donde la imagen se ha convertido en el elemento más importante de nuestra cultura. De este modo, a través de esa nueva visión pictórica, el espectador pasa a adentrarse en los recuerdos de la artista que se muestra para ser vista y muestra su yo más íntimo.
Es así como A través del verde nos cuenta los aspectos más autobiográficos de Lorena Cabrera. Una obra de origen fotográfico que la artista, a través de la pintura, ha sabido reinterpretar para dotarla de espiritualidad y personalidad.

Texto del Comisario Rodrigo Carreño

 


Lorena Cabrera (Totana,1993)

Su trayectoria artística cuenta con exposiciones por toda la Región de Murcia, y diferentes lugares de España, como Madrid o Segovia. Becada al finalizar el Grado de Bellas Artes con el curso de Pintores Pensionados de la Real Academia de Historia y Arte de San Quirce en el Palacio del Quintanar. Ha asistido como ponente a la primera y segunda edición del ICOCEP (International Congress on Contemporary European Painting) presentando Terciopelo Rojo e Hijos de Eva. Fue la finalista más joven del año 2019 del Concurso Internacional de Pintura de Fuente Álamo. En 2020 finalizó el Master en Producción y Gestión Artística de la Facultad de Bellas Artes de la Universidad de Murcia. Actualmente, se encuentran vigentes exposiciones en Oporto, Proyecto MAP (Murcia, Argentina, Portugal) y en Murcia, dentro del XXI Premio de Pintura de la Universidad de Murcia (Palacio Almudí). Su obra explora los límites de lo íntimo y lo público, trabajando desde lo autobiográfico. Una aproximación a la sexualidad del cuerpo femenino y su relación con la afectividad y la intimidad. Se desarrolla a través de narraciones personales. Se ponen de manifiesto distintas dualidades. La ausencia y la presencia, el pasado y la presencia que evocan un mundo de ensoñación, de nostalgia y recuerdos. Además establece un lenguaje simbólico a través de distintos elementos religiosos.

2021